LOS RIELEROS DEL NORTE Su Música que Hace y Seguirá Haciendo Historia

Empezó como grupo y sigue siendo un grupo. Pero hoy también es una institución. Pertenece a sus integrantes y, al mismo tiempo, a sus seguidores, quienes durante los 39 años de su trayectoria han hecho suyos los numerosos éxitos de una discografía en que se acumulan 48 discos.

Con este logro Los Rieleros del Norte demuestran la impresionante continuidad de su trabajo. No bajan ni suspenden su ritmo de actividades. Imitados y jamás igualados, como dicen en el título de uno de sus lanzamientos, su promedio es superior a un álbum por año.

Lo más reciente de su producción se llama “Rieleros del Norte: Reafirmando El Estilo”. Contiene 10 canciones. De él se desprende como primer corte promocional “Señorita Cantinera” en cuya interpretación se combinan las voces de Daniel Esquivel, su vocalista de toda la vida, y Polo Urías, quien también formó parte de la agrupación por años, tras lo cual ha incursionado como solista junto a sus propios músicos.

 
 
 

“Es una canción padrísima que ha llegado al corazón de mucha gente. Se presta para que la canten dos amigos”, afirma Alfredo ‘El Chato’ Esquivel, el conocido baterista de Rieleros, recalcando que la letra del tema suele emocionar a más de un adolorido por esos versos que dicen “sírvame otra copa, Señorita Cantinera; pero ¡ay qué caray! Yo quiero olvidar el amor de esa mujer”.

Original del compositor Esteban Navarrete, se trata de una ranchera que tiene su historia por haber sido antes grabada por Los Alegres de Terán, Antonio Aguilar y Roberto Pulido y Sus Clásicos, pero no por un dueto tal como lo han hecho Daniel y Polo, y tampoco en el estilo norteño con sax tan característico de los Esquivel. Eso la convierte en una sorpresa mayor dentro de la industria de la música.

Refiriéndose a los éxitos del grupo ‘El Chato’ dice que “esta es la nueva gota que derrama el vaso, tal como ocurrió con ‘Amor Prohibido’ y desde hace unos 20 años con ‘El Columpio’, que es de Cornelio Reyna y en realidad se llama ‘Eso Duele Mucho’ y se ha tenido que cantar hasta tres veces en los shows en algunos casos con nosotros poniendo solamente la música y el público poniendo las voces”.

Aparte de “Señorita Cantinera” en el nuevo disco de Los Rieleros del Norte se incluye la composición de Cornelio Reyna “Me Moriría”, también interpretada a dúo por Daniel Esquivel y Polo Urías.

 
 
 
 

Como un real sello de identidad, el repertorio de la institución rielera también conocida como La Máquina Musical Norteña #1, comenzó a formarse desde junio de 1983, el día en que se inició en Pecos, Texas. Además de “El Columpio” y “Amor Prohibido”, suma hasta ahora numerosos éxitos, entre ellos “Capricho Maldito”, “Te Quiero Mucho”, “Dime Quién Es”, “Una Aventura” y muchos más.

Originarios de Ojinaga, Chihuahua, y establecidos en El Paso, Texas, con su música y estilo dan un vivo testimonio del amor a sus raíces y a su cultura en un estilo único que combina el acordeón, el saxofón y otros instrumentos de la típica propuesta de Chihuahua que en Rieleros se estructura con la presencia de Daniel Esquivel Sr., primera voz, director y fundador junto a su hermano Alfredo ‘El Chato’ Esquivel, batería; y Eugenio ‘Pemo’ González, saxofón.

Ellos representan la primera generación en tanto que sus jóvenes hijos aportan la nueva sangre y el ímpetu que sustenta su permanente evolución con el aporte de José Ángel Esquivel, bajo eléctrico; José Luis Esquivel, bajo sexto; y Daniel Esquivel Jr., acordeón y segunda voz.

Dedicados los seis íntegramente a su música, son profesionales a tiempo completo. Es el feliz encuentro de dos generaciones que saben muy bien de dónde vienen y hacia dónde se dirigen.

Como reconocimiento a su inimitable nivel de calidad, han sido nominados tres veces al Grammy, el trofeo musical más importante del mundo. Su postulación más reciente corresponde al Latin Grammy 2014 por el disco titulado “En Tus Manos”.

Junto con llenar frecuentemente a su máxima capacidad los lugares en que actúan, en la lista de logros de Los Rieleros del Norte también se incluye la obtención del #1 en Billboard con el álbum “Siempre Imitado, Jamás Igualado” (2006) que estuvo nueve semanas en lo más alto de los charts, ganando, asimismo, Disco de Oro certificado por la RIAA (Recording Industry Association of America).

El nombre de Rieleros del Norte también está inmortalizado en el Paseo de las Estrellas de Las Vegas, en pleno Strip, junto al Hotel París y, paso a paso, la gran aventura que ha sido su ininterrumpida y ejemplar trayectoria de 39 años se narra con lujo de detalles e inéditos documentos gráficos en el libro ‘No todo lo que brilla es oro’ escrito por ‘El Chato’.

Definitivo y concluyente. El grupo que por su desarrollo y pestigio ahora tiene la categoría de una verdadera institución hace música norteña porque sus fundadores son del norte. Esa es la música que llevan en sus entrañas. La aman porque es tradición, porque es México y porque les ha permitido consagrarse, tener una sólida convocatoria y conseguir altas ventas para sus grabaciones.

La solidez de su pasado, presente y futuro emana del talento innato de sus miembros, de su profesionalismo, constancia y experiencia; y, sobre todo, de esa unitaria actitud familiar con que emprenden sus actividades, seguros de que sus canciones traen el mensaje, la letra, la melodía y el ritmo con que se identifica su gente, esa que les comparte su alegría y les regala su aplauso, su fidelidad y su adhesión.

Ser pioneros y no copiar a nadie: ese ha sido el único secreto del éxito de Los Rieleros del Norte. Con esa mentalidad han hecho y seguirán haciendo historia en la música norteña de todos los tiempos.