“La Música Merece Respeto, mis Videos son muy Crudos”

Digan lo que digan, divertirse es una necesidad real, no solo ahora mientras se avisora el posible fin de la pandemia, sino siempre. Divertirse es el mejor ejercicio para recargar las pilas y recuperar la energía gastada en el trabajo y en el confinamiento. En eso la música es una excelente medicina. Reír, bailar, cantar y relajarse son las partes de un rito en cuya celebración interviene la industria que más ha sufrido los estragos del coronavirus alrededor del mundo.

Por eso y con el objeto de dar una efectiva respuesta a esa necesidad social el Grupo Codiciado y Max Peraza han unido fuerzas para realizar una gira que tiene un verbo y un nombre de pegajosa resonancia musical: “Loqueando por México y Max”.

De hecho la gira ya se inició y prosigue con el incontenible ímpetu de dos propuestas que llaman poderosamente la atención porque traen el sello de la música más joven y original de México en un momento clave.

Erick Aragón, el fundador, director, compositor y vocalista del Grupo Codiciado, es de Tijuana. Baja California; pero vive en Guadalajara aunque todos sus compañeros siguen radicados en la ciudad de la frontera.

El mérito y la visión de reunir a Codiciado y Max Peraza pertenecen al empresario y representante artístico Héctor Aguilar.

Grupo Codiciado ya tiene seis años y la pregunta que más se le hace a Erick es por qué tienen ese nombre. Su respuesta es instantánea: “Yo quería un nombre simbólico. Es una palabra que dice mucho. Algo Codiciado significa que todo el mundo lo quiere tener. Mi idea es que quisieran tener a Codiciado en las ciudades, en los conciertos, en todos lados”.

—Es un nombre y, al mismo tiempo, una meta, un propósito, un objetivo.
Así es. Como fundador del grupo cuando lo hice y comenzábamos a batallar pedí que me trajeran propuestas y me dijeran su porqué. Los nombres que me dieron mis compañeros no tenían un fundamento. Les presenté la mía y… ¡quedó!

—¿Cómo se desarrolla tu afición por la música, Erick?
Comencé más o menos a los 13 años de edad, escribiendo. Con esa inquietud me fui a Estados Unidos a los 18 años. Estuve unos cuatro años allá. Regresé a México con la misma idea y entonces formé el grupo.

—Si tú vives en Guadalajara y el resto de los integrantes en Tijuana ¿cómo le hacen para reunirse y ensayar?
Soy yo el que viajo a Tijuana. Si son juntas importantes los muevo ellos a Guadalajara o a la Ciudad de México.

—A propósito de moverse ¿ha habido mucha acción en estos seis años?
Nos ha pasado de todo. Empezamos como un grupo no-local. Yo preferí ensayar y no trabajar localmente. Nuestras primeras fechas fueron en Sonora y luego el grupo comenzó a expandirse. Recorrimos varios estados de la República Mexicana. Cuando ya nos hicimos más famosos tuvimos presentaciones en Estados Unidos. Hemos trabajado en Washington, Texas, todo California, Phoenix, Colorado… Después regresamos a México y nos dedicamos a estructurarnos. Y aquí andamos. Estamos enfocados en México, que es muy rico y muy extenso. Mi música también suena mucho en Estados Unidos.

—Codiciado está en el mapa. Se le conoce. Es cierto. ¿A qué atribuyes su éxito?
Es un grupo que se ha mantenido en una línea muy original. Mi idea principal es innovar e innovar, estar en el gusto. Es un grupo muy centrado. Hemos tenido altas y bajas.

—¿Se podría calificar como ‘alternativo’?
No. Cuando hice el grupo decidí que las letras de nuestras canciones fueran muy diferentes. Eso fue lo que llamó la atención. Además innovamos con la vestimenta. Dejamos el típico traje que usaban los artistas mexicanos para que cada uno conservara su individualidad en el escenario. La música seguía siendo la misma. Era norteño, pero con otra ideología. Sin decir nombres, salieron muchos artistas nuevos que se fueron por otro lado. No somos alternativos porque hemos grabado con mariachi y con banda. Codiciado tiene esa frescura de lo moderno sin olvidar las raíces del país. Respeto a los artistas como Pancho Barraza, Julio, Preciado, El Recodo; pero mi esencia es moderna y puedo cantar con ellos lo que ellos cantan.

—¿Es entonces tu lenguaje una de las características de tu propuesta?
Sí. Es el lenguaje y la ideología del proyecto. Estamos tratando de mandar mensajes a la comunidad a través de nuestras canciones. Eso es Grupo Codiciado. Son mensajes a los políticos, hacia la calle, hacia las drogas

—¿Por ejemplo?
La narcocultura. Expongo eso sin ser narco. Expongo lo que he visto a lo largo de mi carrera, desde que era un niño.

—La realidad, no la pura fantasía.
Realidad es la palabra correcta. Realidad en primera persona. No lo que me contaron. El Grupo Codiciado es muy personal. Siempre estoy hablando de mis canciones, de mi hija, de que estoy triste, de que estoy feliz, de que no he visto a mis padres, todo eso.

—¿Cuál es la discografía de Grupo Codiciado?
Tengo discos de estudio, oficiales; y videos. Por lo general saco un disco por año.

—Ahora los lanzamientos son estrenos, estrenos de videos, ya casi no se habla de sencillos.
En mi catálogo hay cuatro discos de estudio y dos discos con banda. Los videos son unos diez. Hacemos producciones muy grandes, que nos cuestan medio millón de pesos (mexicanos) o más. Expongo muchas cosas. No le regalo a la gente un video cada mes, porque son videos muy difíciles de digerir. Llevo el proceso paso a paso para que la gente entienda lo que va haciendo Codiciado. No soy de los artistas que hacen cualquier video y lo suben. La música merece respeto. Mis videos son muy crudos.

—Cuéntame, Erick, cómo logras equilibrar el porcentaje de canciones inéditas y la grabación de versiones.
Codiciado tine un 95 por ciento de material inédito. Este año empecé a hacer ‘covers’; no son muchos. He hecho colaboraciones. La primera persona con quien colaboré fue Régulo Caro. Tengo colaboraciones con Lenin Ramírez, Pancho Barraza, el rapero GMX, que está muy fuerte; con Gerardo Ortiz, Fuerza Régida; estamos por colaborar con La Firma en Monterrey, con Lalo Mora, y con Marisela.

—Cuando un grupo hace una colaboración con otro grupo ¿qué sonido es el que prevalece?
Con Gerardo Ortiz hicimos una canción cuya letra era mía. La música fue de Codiciado. Con Pancho Barraza la canción que grabamos era de él y su música también. Eso es muy variado. La industria se está moviendo muy rápido. Todo se presta. Mi música, sin embargo, no es por negocio. Todo lo que estoy haciendo, lo hago por corazonada.

—Es un punto de vista muy válido. Pero ¿qué te parece si ahora hablamos de la nueva gira?
Ya arrancamos en Morelia. Es una plaza muy bonita. Estamos buscando lugares en que nos dejen hacer el show. Tengo fechas solo, solo Codiciado. Pero Héctor Aguilar añadió a Max Peraza en el proyecto y por eso la gira se llama “Loqueando por México y Algo Max”. Tenemos públicos diferentes. Max trae algo bueno.

—¿Por qué “Loqueando”?
Porque Codiciado incluye mucho la palabra ‘loco’. Me dicen ‘loquito’. Hubo gente que pensaba que estaba ‘loco’ cuando empecé el proyecto. Me decían todo lo que iba a pasar. Tiene un doble sentido. Lo que traemos en esta gira es muy importante. Hemos pegado temas con banda. Si escuchan temas nuestros con banda y van al concierto y allí no hay banda, no es lo mismo. Le agregamos una banda sinaloense. El show dura unas dos horas con luces y pantallas. Queremos que en nuestro show la gente se divierta.

—Se supone que a raíz de la pandemia la cantidad de espectadores se reduce. ¿Cómo están enfrentando esa situación?
Aquí en México los lugares grandes a veces parece que no se llenan. En la Plaza Monumental de Morelia, donde la capacidad es de unas 10 mil personas, solo nos dejaron meter cinco mil. Imagínate. Por todo el equipo que traemos estamos estudiando cuáles van a ser los lugares de nuestro show.

—En los partidos de fútbol de la Eurocopa ha habido estadios con 15 mil espectadores donde la capacidad máxima es de 70 mil…
La imagen sugiere que no había nadie. Creo que nos iremos acostumbrando. Uno como artista está acostumbrado a que el lugar esté lleno y la gente se vuelva loca. Es lo que más nos mueve. La gente tiene que disfrutar. Un concierto en que los espectadores estén serios, no. Si los veo muy serios, yo les pregunto a qué fueron.

—¿Cuántos y cuántos? ¿Cuántos son los componentes del grupo y cuántos los de la banda?
En el grupo somos cinco integrantes y en la banda sinaloense, 16. Total: 21 personas en el escenario.

—En lo personal ¿es complicado ser el fudador, el director, el vocalista y manejador de todo el proyecto que es Grupo Codiciado?
Sí. Es complicado. He conocido a muchos artitas que van de la mano de un manager o de una compañía disquera. En el momento en que se quiebra tu relación con el manager o la disquera, te quedas sin saber qué hacer. A mí siempre me ha gustado estar en todo mi negocio. Y si alguien se va… ¡yo saber manejar todo! Me ha costado muchísimo trabajo. Hay que lidiar con empresarios y con otros promotores a quienes ne les gusta tu ideología. No quiero depender de nadie. Yo veo mi carrera muchísimo adelante y debo estar en todo. Es complicado pero muy bonito, pues se lo voy a legar a mis hijos, tengo un bebé de nueve meses con mi actual esposa y una muñeca de siete años que vive en Fresno, Estados Unidos. Mis historias son súper largas. Algún día me gustaría contártelas.

—Gracias por la confianza, Erick. Y gracias por la entrevista con TRIUNFO.

 

INTEGRANTES DE GRUPO CODICIADO

Vocalista – Erick Aragón
Batería- Giovani Rodríguez
Bajo Quinto – Iván Ramírez
Acordeón – Arturo Núñez
Bajo Eléctrico y Vocalista – Alexis Aguirre